Muñeca de trapo




























¿Escuchas las campanillas?
¿Ves a los duendecillos danzando?
¿Y a las sonrisas malévolas de los payasos?
Ahí vas tú, caminando por pasillos largos,
sosteniendo tu muñeca de trapo, mugrienta de tanto polvo.
¿Ves la puerta final? ¡Inocente!
¿Por qué te diriges a entrar?
La habitación es circular
hilos de lava se deslizan por las rocosas paredes,
guerreros de armas oxidadas dan pasos torpes y convulsivos
siguen el ritmo de las campanillas que comienzan a sonar.
Aparecen duendes en la oscuridad,
bailando, cantando, formando dos largas filas paralelas
¡Y aparece ella! Blanca y esquelética
De vestido rojo con  cola,
sostenida por enanas criaturas amorfas,
escote vacío, sin pechos que apreciar.
Mirada firme y delineada de forma dauragé.
Sus labios son finos y de color carmesí.
Sus brazos caen hasta sus caderas y se mueven a los compás de su cuerpo.
Su cabello, está recogido por un tirante moño a lo  geisha.
Se detiene, te mira, reflexiona,
inclina su cabeza hacia adelante
 sonríe asimétricamente, ¡Conforme! ¡Triunfante!
Payasos diabólicos comienzan a salir de la oscuridad,
los guerreros de armadura oxidada se dirigen hacia ti,
los duendecillos carcajean,
te señalan, hacen ridículos bailes,
¿Y vos? ¿Te asustas pequeña?
¿A dónde vas? ¿A dónde huyes?
¿Por qué tiras la muñeca al suelo?
¡Vuelva a por ella!
No dejes que la esquelética mujer se le adueñe.
Miras para atrás, un ejército oxidado
miras hacia los costados, sonrisas de payasos
miras hacia adelante, luz.
Corres hacia ella
¡Pero pequeña! ¡Te olvidas de tu muñeca!
Tus pasos resuenan en el pasillo
-Estoy a salvo- Piensas
¡Tonterías! – Te contesto (aunque no puedas escucharme)
Dejaste aquí lo que más importaba
ahora ya no te pertenece
La esquelética avanza,recoge la muñeca, sonríe
Le clava dagas en sus ojos, la desnuda, la ridiculiza
la muerde, la araña la amordaza, y por último la quema.
Y esa ha sido la historia, de cómo perdiste tu inocencia,
 en un suelo rocoso, en un palacio diabólico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario