El tiempo



-       -   Esperá cinco minutos -  dijo

Le contesté:
 <<  No tengo cinco minutos, mi vida se acaba ahora, tan solo puedo agarrar un lápiz y un cuaderno y escribir esto. Acabo de beber del veneno que vierten tus ojos, no me queda mucho tiempo para decir todo lo que no he dicho, no me dio la vida para escribir las novelas que me prometí escribir ni me ha dado la vida para leer las novelas que me prometí leer. 


¡Qué injusto es el tiempo! Habiendo tantas vidas por vivir, tantas aromas por oler, tantas texturas por tocar, tantos sabores que probar, tanta gente por conocer, tantos misterios por revelar y al muy desgraciado se le ocurre no dar nada de si, para que podamos aprovecharlo.

Aprovechar, es una palabra interesante, puede aludir al beneficio de unos pero también al abuso de otros.

Quizá sea por eso, quizá en algún lejano eón el tiempo se enamoró y se entregó como jamás lo había hecho –y como jamás lo hará – 

¡Ah! ¡Ya me imagino la lujuria en los ojos del afortunado! Llamándose a sí mismo “Cronos: amo y señor del tiempo” Y también  imagino al  pobre tiempo, sometido a tanta represión.

¿Se imaginan la melancolía del tiempo?  Llamándose a si mismo miserable amor y señor  de los condenados. ¡Y ahora! ¡Piedad por nosotros! Que por culpa de un manipulador el tiempo ahora es un caprichoso y resentido, que  pasa rápido cuando lo necesitamos y que pasa lento cuando no lo queremos.

 


¿Y ahora? Ahora en este momento lo que más necesito es al tiempo, ¡y mírenlo! hace que toda mi vida pase en tres segundos por  mis ojos, huyendo de mi ,quitándome el alma, quitándome la vida, y yo le grito al tiempo “ no te vayas, quédate conmigo “ y el muy desdichado me ignora, me da la espalda. Puedo ver su velo negro suspendido en el aire, su vestido backless revela las cicatrices de un látigo en su espalda, símbolo de esclavitud atrapada en un reloj. La vida se me acaba, el tiempo se me acaba y de lo único que he hablado en lo que me restaba en este mundo, ha sido de alguien rencoroso que no ha querido darme –ni a mi, ni a nadie- nada de si mismo nunca, el tiempo.>>

No hay comentarios:

Publicar un comentario